J.U.I.R.A.

Expediente Nº 290: la torta de limón más cara del mundo.
Nivel de Indignación: En serio me das esto…?
A continuación, el informe completo de la J.U.I.R.A.

DIÁLOGO DESGRABADO

(entre el Flaco de los Postres (FP) y el Dueño del lugar)

FP: Che, pisé un trapo de piso, me rafalé y se me cayó la torta de limón al piso. Me quiero cortar las pelotas.
Dueño: ¡Mira! ¡Mira esto!
FP: ¿Qué carajo querés que mire?
Dueño: Esto. Es perfecto.
FP: No loco, se me cayó todo a la bosta.
Dueño: Esto es audaz e irreverente a la vez.
FP: Perdón.
Dueño: No mi amigo. Ahí reside la poesía. Tienes que estar listo para ver cosas que nadie ve.
FP: Pero…
Dueño: Para mí, esta es la parte sur de Italia que está rota, quebrada, y que el comensal la unifica en su boca al comerla.
FP: Usted está en pedo mal.
Dueño: de ahora en más, siempre sacaremos este plato así.
FP: Pero señor…
Dueño: Mirá loco. Tengo 3 estrellas Michelin y un montón de guita. Hago lo que me canta el orto y si te digo que esto es arte… ¡ESTO ES ARTE!. Y la gente va a comer arte. Y listo.
(3 segundos de miradas fijas)
FP: Se cayó al piso…
Dueño: Con más razón. Más arte. Ponelo más caro en la carta.
FP: Ehhhh…
Dueño: Me voy al hipódromo en la Ferrari, si alguien te dice algo o se queja, llamala a Marta Minujín que ella te lo justifica al toque.

DESCRIPCIÓN DE LA J.U.I.R.A.

El listado de ingredientes arrojó el siguiente resultado:

– Lo amarillo es helado de limón de Sorrento.
(ni siquiera tiene dulce de leche… no entendemos cómo puede ser el postre icónico número 1 del mundo sin dulce de leche)

– La galleta hecha pomada es de almendras de Sicilia.
(es como la de la suerte, pero sin mensajito)

– Tres hojitas de orégano de Puglia.
(las tres empanadas de Brandoni al lado de esto se transforma en ostentación pura)

– Dos alcaparras de Pantelería. Una dulce y una salada.
(menos mal que nos dan una de cada una. Mirá si te dan la salada, después te encontrás con una amiga que probó la dulce y te dice que “es mil veces más rica”)

– Una bergamota de Calabria.
(con esto jamás no meteríamos)

– Un toque de pimienta de Basilicata.
(a gusto)

Ingredientes de 6 ciudades.
Loco, qué buena logística. La verdad que el motoquero que va recolectándolos debe tener un entrenamiento infernal.

Además, de la cara como un ladrillo, porque imaginate que llega a un almacén de Pantelería y dice:
– Hola, me da 2 alcaparras? Frescas. Necesito las mejores.
– Loco, no querés 250 gramos por lo menos?
– Y no, mi jefe me dio la guita para 2.
– Llevalas, por 2 alcaparras no te voy a cobrar nada.

Así es simple abaratar costos.
Pedimos una cosita en cada lugar y armamos una maravilla a costo cero, que después vendemos a unos cuantos euros amparados en estrellas Michelin (que dicho sea de paso, son neumáticos y nosotros tenemos 3 en la puerta del bar).

Los platos vienen con efecto-rotura. Bueno, es una linda metáfora de cómo te va a quedar el totó cuando venga la cuenta al terminar el postre.

Hay otros platos geniales para pedir.
Agende señor. Agende señora.

Róbalo en una infusión de fragancias del golfo de Sorrento
(agarran al pescado y lo ahogan en fragancias)

Reinterpretación de una roca
(en fin…)

Una anguila vuelve al río Po
(bien por la anguila, pero ya hicieron Buscando a Nemo)

El norte quiere ser el sur
(algo como: “los ricos quieren sentirse pobres por un ratito”)

La parte crocante de la lasagna
(si pedís la lasagna entera, tenés que dejar el contrato de una propiedad como garantía)

PD: recomendamos el documental del tipo en Netflix. Dura 7 horas y te explica el porqué de cada plato.
Genial para llenarse la cabeza de conceptos y olvidarse del morfi.

CONCLUSIÓN

La torta de banana de Mamma Silvia le pasa el trapo.
Además, viene con forma de torta y en un plato normal.
Suficiente para nosotros.

LA J.U.I.R.A.

Son las Juerzas Unidas Indignadas y Repodridas Antigourmeteras.
Desde hace años, los miembros de la J.U.I.R.A. se han infiltrado en las “mejores” cocinas del planeta y han pegado en las heladeras unos hermosos imanes con micrófonos.
¿El objetivo? Poner la verdad sobre la mesa y desenmascarar a los integrantes de la temible organización secreta llamada G.G. (Gilada Gourmet)
Estos, son sus expedientes revelados.