Esta esquina es nuestro lugar en el mundo
Nuestro Cuartel General.
Nuestro punto de encuentro.

Somos el grano en el totó de los lugares chetos palermitanos.
Somos una embajada para protegerte cuando te persigue un gourmet con la cuenta.
Somos el paraíso de los platos sin rúcula, jengibre o colchones de verdes.
Somos empanadas sin frascos. Somos platos sin caminitos.
Somos un lugar donde el vino es vino. Sin necesidad de decir que es austero, con final en boca tirante o con un aroma a cuero.

Somos un lugar que busca ser el punto de encuentro de todos los que aman nuestra forma de ver la gastronomía. Un quincho para toda la Comunidad Antigourmetera.

Una esquina para juntarnos con amigos a picar algo y tomar unas birras.
Una esquina como cualquier otra de nuestra querida ciudad de Junín.

Nuestro sueño es transformarla en un verdadero Centro de Cultura Bodegonera.
Para seguir haciendo lo que amamos: difundir y disfrutar de la Gastronomía Argentina.

¿Qué es un Antigourmet?

Un Antigourmet es una persona que le gusta comer en lugares HONESTOS.
Sin perder de vista este valor fundamental, nosotros, el Equipo Antigourmet recorremos desde hace años: bodegones, parrillas, cantinas, clubes, pizzerías, fondas, comederos y chiringuitos en busca de buenos momentos para compartir en familia y con amigos.
Nos apasiona contar historias y conocer personajes, mientras picamos algo rico.
Difundimos (y defendemos) los platos tradicionales argentinos, las recetas de nuestras abuelas y la comida sencilla, abundante, con buena relación precio/calidad.
Abarcamos todo. Los platos, la bebida, el estacionamiento, la recepción, los mozos, los dueños, los encargados, los vecinos de mesa, la decoración, la música y los olores.
No somos críticos gastronómicos. Somos recomendadores. Somos comensales.
No tenemos categorías, ni definiciones para todo.
Y definitivamente, no tenemos la verdad de la milanesa.

Describimos la comilona con palabras sencillas y con mucho humor.
En definitiva: escribimos como hablamos.

Simplemente si alguien nos dice: «tienen que ir a tal lado», nosotros vamos.
Si nos tiran un dato sobre una tortilla o un bife de chorizo, nosotros vamos.
Nosotros vamos, vamos y vamos.

A la pesca de platos abundantes, buenos precios y la atención de mozos que hagan honor a su profesión. Lugares atendidos por sus dueños, en un ambiente familiar
y que tengan un sentido de pertenencia que nos den ganas de volver.

Lugares que están más preocupados por la elaboración de sus platos, que por su presentación. Por todo esto y por mucho más, para nosotros…