MAMMA SILVIA, EL CAMP NOU DEL ANTIGOURMET

Desde hace un par de semanas, los Anti tenemos una columna gastronómica en el programa de Any Ventura (todos los jueves a las 13:30 / Una Nueva Aventura / AM 750).

Y la semana pasada, apuramos al aire a la conductora para que se venga a comer con nosotros algún día. La mina le hizo frente al desafío y nos dijo que pongamos día y horario. Y como queríamos que se vuelva loca y entienda lo que hacemos, la llevamos a uno de los bodegones que más nos gusta: Mamma Silvia (Av. La Plata 1988).

Hacía más de 6 meses que ningún integrante del equipo pisaba las instalaciones del Camp Nou Antigourmetero. Karina y Marcelo nos habían mandado notas de voz por whatsapp donde solamente se escuchaba cómo lloraban. Y si, nos extrañaban.

La cuestión es que ayer, le caímos los 5, junto a Any, Sonia y Marisú (productora y locutora del programa respectivamente) para revalidar nuestras credenciales cantineras.

Marcelo dijo que él iba trayendo lo que se le cantaba y nosotros le dijimos que por supuesto, que claro, que sí, que más vale, que le meta pa’ frenchi como loco.

Claramente, en este lugar nos inspiramos.

Anoten:

PRE ENTRADA

3 kilos de manisssses extraídos del barril que está en la entrada del salón y unas compoteritas de berenjenas al escabeche. Todas liquidadas, en menos que canta una codorniz, porque la panera viene llena de pancito tostado con especias. Rock.

ENTRADAS

Tortilla de papas a la española (con un chorizo colorado memorable) y las tremendas papas al uso nostro. Con esto la boca entra en un estado de excitación y el paladar se repliega para que entre más comida en la cavidad bucal. Todo muy científico lo nuestro.

Any se calentó porque Facu le sirvió su porción sin chorizo colorado. Buena esa actitud. Nos compró de por vida.

POST ENTRADA

Vimos que las chicas ya estaban flaqueando, por eso le dijimos a Marce que las picanteara un poquito más antes de los platos principales. El tipo fue a la cocina y volvió con estas dos maravillas: Provoleta rellena y MOLLEJAS RELLENAS!!!

La provo es un clásico porque viene rodeada de papas fritas, tiene panceta y un precioso huevofrito coronando la locura.

Pero las mollejas… LAS MO-LLE-JAS. Las mollejas no podían estar más buenas. Platazo que nunca habíamos probado. La salsita con roquefort y cognac fue alabada por Facundo (cosa que no pasa muy seguido). Marce nos sorprendió gratamente.

PRINCIPALES

Panzotis negros rellenos de centolla, parmesano y ricota con salsa de mariscos. El plato emblema de Mamma Silvia. Es como Messi, un distinto. Nos trajo media porción y van a ver en las fotos lo que era el plato. Seguimos pensando que es una de las combinaciones de pastas más ricas que probamos en estos 3 años de recorrida bodegonera.

Cavatellis negros con salsa de camarones. Estos “fideos” que ninguno conocía fueron la sorpresa de la noche. Exquisitos, incluso para JP que tiene el sentido del gusto superdesarrollado. Lo vimos tenedoreando a morir mientras se hacía el boludo para no servirles a las chicas, que pedían a gritos más cavatellis. Bien angurriento. Nos gustó mucho esa actitud del ex-gourmet.

POSTRES

Marisú se dormía. Nos dijo que labura 30 hs. por día y que no daba más del sueño. Entonces, para despertarla y que realmente sepa lo que significa estar viva, le pedimos dos postrecitos tranquilones.

Torta de banana. Crema, coco, galletitas, dulce de leche, banana. Todo mezclado andá a saber cómo para que quede tan rico. Con estos ingredientes es complicadísimo no empalagar. Bueno… esto no te empalaga ninguna empalgación. Pasa como chifle por la traquea. Acordate que si vas, la tenés que reservar apenas llegás, porque vuelan las porciones.

Tiramisú. Un cubo. 20 cm. para todas las dimensiones, incluyendo la 4ta dimensión. La gente de Mamma Silvia no se conforma con un ladrillo, ahora los postres evolucionaron a formato cubo. Fresco, rico, saludable, libre grasas trans. El tiramisú de Karina es genéticamente perfecto.

DALE INGRID DALE

Destrozadas por tanto morfi, las damas decidieron retirarse a sus aposentos. La verdad que queremos destacar, no solamente hasta la hora que se quedaron, sino que le entraron como sordo al timbre a todos los platos. Demostraron que están capacitadas para bodegonear como se debe.

Saludaron y se fueron. Pero nosotros nos quedamos.

Siempre nos quedamos.

Una horita y pico más.

El Dr. Pait casi se pide una milanesa, porque vió pasar una para otra mesa y se emocionó. Logramos contenerlo, especialmente porque le dimos alcohol.

Grapa (casera) con miel, que según Marcelo lo hace una señora del barrio cada 2×3. Y después, nos tomamos todo el lemoncello que había en el local. ¡AYER JUGAMOS UN PARTIDAZO!

Totalmente copetes, salimos a Avda. La Plata y Matías decidió volverse caminando hasta Colegiales porque tenía miedo que lo agarre algún control de alcoholemia. Nos llevó bastante tiempo explicarle que no tiene auto.

Una vez que lo metimos en el auto, sacamos un par de stickers y remeras para que Kari le lleve al Papa Francisco. Sí, no estamos locos. Kari tiene una entrevista con el Papa dentro de unos días y nos pidió que le dejemos alguna cosita para regalarle. Vamos a ver si lo logra.

Bueno, eso fue todo lo que podemos contar de Mamma Silvia. Por supuesto que vamos a volver, porque un Anti siempre vuelve a donde se siente como en casa.

Gracias Marce, Kari, Cacho, Su y a toda la gente que labura en el Camp Nou. En breve, nos tienen de vuelta por allá.

Salud!

PD: Acá te dejamos la reseña que escribimos el 17 de Julio del 2014. Fue una de nuestras primeras incursiones en el mundo de la escritura culinaria. ¡Qué flacos estábamos!

http://antigourmettmp.com.ar/mamma-silvia/