Contenido para TNT Sports y Diario Olé Bodegoles!

Unimos las dos grandes pasiones de los argentinos: el fútbol y el morfi.

La misión estaba clarísima. Teníamos que encontrar 12 bodegones que queden cerca de la cancha, que tengan lindas historias futboleras para contar y que tengan comida rica, abundante y a buen precio.

¡Y lo logramos! Pasen y vean, con ustedes, nuestra primera serie online: BODEGOLES.

Salud!

A pocas cuadras del Monumental, encontramos un lugar lleno de magia, pasión futbolera y morfi. El restaurante se llama Mi Consuelo y es atendido por Luis "Copperfield" Pérez. El tipo es multifacético: es dueño, es mozo, es cajero, es mago, es humorista y, además, se sabe toda la historia de su querido barrio.

Cuando La Bombonera late también lo hace La Glorieta de Quique. Porque este lugar está exactamente frente al estadio. Todos los xeniezes alguna vez probaron un sanguche de lomito o un chori de esta parrilla del barrio de La Boca.

Frente al Hospital Fiorito, a dos cuadras del Cilindro, encontramos a La Facultad. Atendido por Nato, un sonriente correntino, que hace más de 30 años se encarga de darle de comer a los vecinos de Avellaneda.

El Tanito es una máquina de traer morfi a la mesa, un carrilero que se merece una convocatoria a la Selección Argentina. El tipo abre las puertas de su parrilla, sale a la cancha y a partir de ahí no para de correr.

Si hubiese que elegir a cinco grandes jugadores de la historia reciente de San Lorenzo podríamos mencionar al Pipi Romagnoli, el Beto Acosta, Paulo Silas, el Seba Torrico y Dasso. Pero, ¿quién es Dasso?

En la esquina de Sánchez de Loria y Brasil, en pleno Parque Patricios, encontramos a La Taberna de Roberto, una construcción hermosa de esas que ya no se hacen más y que alberga a un montón de mozos de profesión que te atienden como los dioses.

Venís en auto, entrás en el Club Ferroviario, el estacionamiento se encuentra debajo de la autopista y cuando te bajás del vehículo lo primero que ves es… la tribuna del Amalfitani. Es, sin dudas, el lugar ideal para que los hinchas de Vélez disfruten de una panzada épica.

Hablar de Lo de Tato es sinónimo de buen morfi y a precios bien populares. En pleno barrio de La Paternal, a la vuelta del Diego Armando Maradona, Tato atiende junto a su esposa a los vecinos que llegan para disfrutar de buena comida rodeados de cosas del Bicho como camisetas, fotos y banderines. Debe haber pocos hinchas que no conozcan este mítico estadio.

Es un caso raro, pero la ciudad de Lanús lleva su nombre por el club, que fue fundado muchísimo antes. Y en la mismísima Sede, desde hace más de 30 años, funciona este buffet comandado por Pablo y su familia.

Un asador que se ve desde la calle y que resulta un faro para todos los amantes del morfi. Así es como llegamos a La Popular, ubicada en una esquina del barrio de Banfield, donde el fútbol y la comida se unen de manera perfecta.

Hace más de 40 años, justo frente al Puerto de Frutos en Tigre, nació la historia de Negri. El tipo se vino desde la costa y arrancó con un puestito chiquito vendiendo panchos y hoy tiene una esquina imponente.

Desde 1958 y ubicado en el centro de Florencio Varela, El Cazador se ha convertido en el punto de encuentro de todos los hinchas de Defensa y Justicia y es parte de la tradición varelense.

Estos son los bodegones que forman parte de Antigourmet TV