Anti Puntaje

Entrás. 4 empanadas y un vino. Felicidad.

9.4
EMPANADAS (DE CARNE)
9.2
MATAMBRE AL RESCOLDO
8.5
TAMALES

El equipo Antigourmet andaba haciendo tiempo por Santa Fe y Sánchez de Bustamante, cuando el Zorro Decarre dijo: “comamos unas empanadas en lo del sanjuanino”. Y fue una decisión impecable desde todo punto de vista, con decir que terminamos comiendo un par de cosas más cuando vimos la pinta de los platos.

Nota: fuimos a la sucursal que está en Sánchez de Bustamante 1788. Te avisamos porque hay otra sucursal en Posadas 1515, casi esquina Callao.

LA HISTORIA

El sanjuanino está abierto desde 1962, así que ya tiene sus 52 pirulos cumplidos. Esto demuestra que un lugar de comidas con una carta acotada pero de excelente calidad puede sobrevivir a cualquier inclemencia.

Por sus puertas han pasado muchos personajes ilustres, especialmente de nuestra cultura (cuando vayan, antes de sentarse, hagan una pasadita por todos los cuadros, diplomas, fotos y van a ver qué linda historia cuentan las paredes de El Sanjuanino).

EL LUGAR

Por su ubicación es un hallazgo para cualquier amante de las empanadas. Porque en sus cuadras aledañas hay muchas pizzerías/empanaderías, pero comer en sus mesas es mucho más lindo que pedir un delivery (aunque si sos super vago, también te las llevan).

La decoración va perfecta con el lugar. Cuadros de Molina Campos, pero también se destaca el amor de sus vecinos y amigos con sus firmas. Un dato que no se puede dejar de lado es la buena música que pasan. Estuvimos una hora y cuarto con chacareras de fondo (a veces está puesta Radio Nacional).

Es chiquito, así que ojo con el tema del lugar. A veces hay que batallar por una mesa, pero normalmente te acomodan rapidito. Los mozos son atentos y te van a saber explicar muy bien los platos si tenés alguna duda.

Podés ir sólo, con la familia, con amigos, con tu novia, con tu novio, con tu novia y tu novio, con un Rotweiller (lo atás afuera), e incluso, si sos un gaucho de ley podés caer con tu caballo que no hay ningún drama. Es un SUM con empanadas ilimitadas.

COMIDAS

Empanadas: hay 8 variedades, pero las de carne son un poema. Cuando metés el primer bocado vas a querer ser un brasilero, para comerte siete, una atrás de otra. El juguito que largan es peligrosísimo para la ropa de los comensales, pero una camisa es una baja aceptable a cambio de la felicidad que brinda.

También hay de carne picante pero la opinión está dividida entre los que dijeron: “no pican tanto, muy amateur lo de ustedes” y los que sentenciaron: “esto tiene chile habanero, se me van a saltar los tapones”. Muy, pero muy ricas.

Matambre al rescoldo: la cosa es así… Pensá en el matambre que hace tu tía o tu abuela para Navidad. Rodealo de quesito derretido, cebolla y morrón. Agarrá un huevo de brontosaurio, lo hervís y lo adherís a la mezcla. Y por último, envolvé todo en una masa gruesa (más gruesa que la de una empanada) y dale horno de barro un rato largo. Bueno… eso es un matambre al rescoldo y el del sanjuanino es impecable.

Dato Anti-gourmet 1: el matambre demora 30 minutos en hacerse. Así que pedíte las empanadas y el matambre juntos.

Dato Anti-Gourmet 2: la porción es para compartir si antes te clavaste unas empanadas (si vas a pedir matambre solo, te vas a terminar peleando).

VINO

Normalmente no opinamos sobre los vinos porque es un tema muy complejo, pero está bueno saber que el vino de la casa en el Sanjuanino es muy rico. Podés pedir un cuarto de litro, medio, 3/4 o de litro. No importa la medida, te lo traen en pingüino y es ideal para acompañar las empanadas.

UNIÓN TOMADORES DE TINTO

Encontramos esta pequeña obra dedicada a El Sanjuanino por su vecino Juan y la queremos compartir para que se entienda aún más el espíritu del lugar:

“A este templo ejemplar que se llama “El Sanjuanino” vienen siempre a peregrinar los de la ORDEN DEL VINO. De rodillas ante el mostrador y llenos de Santo Fervor se prenden fuerte a las jarras y se toman LA SANGRE DEL SEÑOR como si fuera nafta para sus farras!! Aquí se ponen rojas las narices y los hígados quedan endurecidos pero ningún lugar se ven tan felices nuestros vecinos queridos!! Que sean eternos los ruidos gloriosos de los corchos al saltar… Y QUE SEA ETERNO ESTE SANTO LUGAR DONDE SOBRAN AMIGOS AMISTOSOS A LA HORA SAGRADA DE EMPINAR.”

POSTRES

Acá hay un punto fuerte para este El Sanjua. Hay muchas variedades, pero siempre hablando de postres típicos argentinos.

Tenés el clásico queso y dulce, pero también podés pedir un quesillo de cabra con miel de caña. El flan casero es, paradójicamente, casero (y con un dulce de leche riquísimo). Hay empanadillas de cayote norteñas, que son algo bastante complicado de encontrar en capital. O también podés pedirte un zapallo en almíbar y pensar que sos Emilio Disi en los Bañeros más locos del mundo 8. Vos fijate.

CONCLUSIÓN

Si podés hacerte una escapada, tenés que probar una de las mejores empanadas de Buenos Aires. Pero si eso no te alcanza, acordate de los tamales, las humitas, los matambres, el locro, los guisos y los postres.